Pagani Digital

Archive for the ‘Opiniones’ Category

La táctica y la estrategia, de vacaciones en estas eliminatorias. Al menos del lado albiceleste. Se clasificó, si, aunque hay que ver cómo. Y sobre todo cómo sigue la historia.

En días donde el fútbol quedó de lado y la noticia pasa por las conferencias de prensa, no será momento de hablar del juego?

En marzo tenía dudas. Y fueron planteadas en el capítulo Maradona DT (marzo, no octubre)

Y los otros capítulos de pronto toman fuerza otra vez:

* La dictadura de los entrenadores

* La táctica en el fútbol

* El hincha de la selección

* El fútbol sudamericano

etc.

Todavía temas vigentes, no?

Anuncios

Nota de opinión:

La importancia del triunfo de ayer fue necesaria y más para esta Selección que viene golpeada de resultados. Está claro que hubo una ausencia en el juego pero había que retemplar el ánimo. La misión era volver al contagio hacia la gente ¿por qué? Porque se viene el partido con Brasil por las Eliminatorias y la clasificación aún no está asegurada.

No es común que Rusia caiga como local y menos desde la llegada de un gran entrenador como lo es el holandés Guus Hiddink. Él mismo le cambió la imagen a un equipo que cosechaba en su haber una falta de jerarquía al funcionamiento.

Al margen de un pobre primer tiempo, donde Rusia manejó la pelota con delicadeza y presionó en todos los sectores de la cancha, Argentina encontró la llave de la victoria recién en la parte final, con jugadores que esperaban su oportunidad en el banco de suplentes.

Pero analicemos: Maradona puso en la cancha a: Andujar; Zanetti, Burdisso, Otamendi, Henize; Maxi Rodríguez, Bolatti-Mascherano; Jonás Gutíerrez; Agüero y Milito. Desde el arco la seguridad se encontró sin sobresaltos. El gol no es responsabilidad del arquero sino fue mérito de una jugada exquisita, asociado a un error en la defensa. ¿Dije defensa? Ni Burdisso, ni Otamendi transmitieron seguridad y faltaba la idea de juego en el medio. Zanetti y Heinze estuvieron imprecisos con la pelota ¿Y qué da como resultado? El pelotazo. Agüero y Milito no tenían ese acompañante que le permitía armar un ataque letal. Pero de la nada, ambos jugadores armaron un par de contraataques y el “Kun” tuvo dos oportunidades netas para anotar. Una la desvió. Y la otra se la tapó el arquero Akinfee cuando Milito esperaba por el medio. Claro que después tuvo su revancha.

Pero había dicho que el cambio recién se dio en el complemento y los ingresos de “Licha” López por Milito, Papa por Otamendi y “Cata” Díaz por Burdisso le permitió adelantarse en el marcador. Luego Dátolo ingreso por Maxi Rodríguez y la primera pelota que tocó la mandó adentro del arco. Lo que siguió fueron algunos cambios de protagonistas, la búsqueda de los locales ya sin la lucidez del comienzo y la espera del equipo argentino para intentar alguna otra contra. El gol de Pavyuchenco y el triunfo por 3 a 2 frente a Rusia resulta ser para la estadística del “Ciclo Maradona” al frente del seleccionado.

Se ganó, pero no se puede elogiar un esquema porque el juego resultó nuevamente ausente. Insisto, la falta de un organizador se nota y quizás Verón le puede dar aire al funcionamiento del equipo. Y no nos olvidemos de Messi, el as de espada.

Es importante llegar al 5 de Septiembre con una confianza reforzada ante Brasil, para abrochar la clasificación a Sudáfrica. La reivindicación está en marcha, sólo depende de ellos.

Aquel buen juego que prometieron durante la semana quedó en el olvido. El fútbol se alimentó de la incertidumbre, de la desorganización y la emoción llegó sobre el final cuando Vélez finalmente consiguió ese gol que necesitaba para llevarse su séptima estrella de su historia.
El partido empezó pasadas las 15:20 (como lo es habitual en nuestro querido fútbol argentino) y terminó después de las 18 horas. En el medio se dieron situaciones impensadas. Primero, los equipos entraron tarde a la cancha. Se pelearon entre sí para saber quien debía salir primero. Luego, un gol mal anulado a Huracán por una supuesta posición adelantada. Después, la lluvia y la posterior caída de granizo que postergó la definición por 26 minutos. Tras su reanudación llegó el penal que terminó luciéndose el arquero del “Globo”, Gastón Monzón. Sobre el final del primer tiempo Matías Defederico tuvo el gol del campeonato en sus pies pero le erró al arco. En el complemento Huracán se replegó. Carlos Arano le cometió un claro penal a Fabián Cubero que el árbrito Gabriel Brazenas no vio. Maximiliano Moralez anotó el gol que le dio el título al conjunto de Liniers, luego de que Joaquín Larrivey chocará contra el guardameta Monzón. Se generó mas polémica. Las pelotas desaparecieron y las agresiones verbales se hicieron notar. Y por último la inoperancia del operativo policial que permitió el ingreso masivo de la parcialidad “Velezana” para festejar con los jugadores. En fin, un partido accidentado y eterno.
Pero analicemos al campeón. Es verdad, lo ganó Vélez sin objeciones. Las justificaciones las encontramos hacia atrás. Tan sólo sufrió una sola derrota en 19 partidos y tuvo el arco menos vencido del Clausura. Nicolás Otamendi fue la gran figura de un equipo que tuvo su gran mentor en Ricardo Gareca, el gran acierto de Christian Bassedas, “manager” del club. Rodrigo López terminó como goleador. Víctor Zapata fue una pieza clave en la mitad de la cancha. La habilidad de Moralez condecoró el ataque de Liniers. Y por último no nos olvidemos de Fabián Cubero, una actitud totalmente temperamental, como capitán alterno del equipo.
Vélez se encontraba obligado en ganarle a Huracán, un equipo que desarrolló un estilo tan caro al gusto de los argentinos-futboleros. Mario Bolatti fue el eje de sus movimientos. Javier Pastore y Defederico son dos chicos habilidosos que en la tarde de ayer poco hicieron. Está claro que el conjunto de Parque Patricios necesitaba dos resultados: la victoria y el empate. Especuló con el segundo y le salió mal.
En una final que prometía diversos condimentos futbolísticos terminamos consumiendo actitudes nefastas, en un fútbol que su cambio, por el momento, resulta muy lejano.

Aquel buen juego que prometieron durante la semana quedó en el olvido. El fútbol se alimentó de la incertidumbre, de la desorganización y la emoción llegó sobre el final cuando Vélez consiguió ese gol que necesitaba para llevarse la séptima estrella de su historia.

El partido empezó pasadas las 15:20 (como lo es habitual en nuestro querido fútbol argentino) y terminó después de las 18 horas. En el medio se dieron situaciones impensadas. Primero, los equipos entraron tarde a la cancha. Se pelearon entre sí para saber quien debía salir primero. Luego, un gol mal anulado a Huracán por una supuesta posición adelantada. Después, la lluvia y la posterior caída de granizo que postergó la definición por 26 minutos. Tras su reanudación llegó el penal que terminó luciéndose el arquero del “Globo”, Gastón Monzón. Sobre el final del primer tiempo Matías Defederico tuvo el gol del campeonato en sus pies pero le erró al arco.

En el complemento Huracán se replegó. Carlos Arano le cometió un claro penal a Fabián Cubero que el árbitro Gabriel Brazenas no vio. Maximiliano Moralez anotó el gol que le dio el título al conjunto de Liniers, luego de que Joaquín Larrivey chocará contra el guardameta Monzón. Se generó más polémica. Las pelotas desaparecieron y las agresiones verbales se hicieron notar. Y por último la inoperancia del operativo policial que permitió el ingreso masivo de la parcialidad “Velezana” para festejar con los jugadores. En fin, un partido accidentado y eterno.

Pero analicemos al campeón. Es verdad, lo ganó Vélez sin objeciones. Las justificaciones las encontramos hacia atrás. Tan sólo sufrió una sola derrota en 19 partidos y tuvo el arco menos vencido del Clausura. Nicolás Otamendi fue la gran figura de un equipo que tuvo su gran mentor en Ricardo Gareca, el gran acierto de Christian Bassedas, “manager” del club. Rodrigo López terminó como goleador. Víctor Zapata fue una pieza clave en la mitad de la cancha. La habilidad de Moralez condecoró el ataque de Liniers. Y por último no nos olvidemos de Fabián Cubero, una actitud totalmente temperamental, como capitán alterno del equipo.

Vélez se encontraba obligado en ganarle a Huracán, un equipo que desarrolló un estilo tan claro al gusto de los argentinos-futboleros. Mario Bolatti fue el eje de sus movimientos. Javier Pastore y Defederico son dos chicos habilidosos que en la tarde de ayer poco hicieron. Está claro que el conjunto de Parque Patricios necesitaba dos resultados: la victoria y el empate. Especuló con el segundo y le salió mal.

En una final que prometía diversos condimentos futbolísticos terminamos consumiendo actitudes nefastas, en un fútbol que su cambio, por el momento, resulta muy lejano.

Nota de opinión:

Argentina ganó un partido importante por la clasificación ante Colombia que lo deja, por ahora, segura ante el conocimiento de otros resultados. Pero si reflexionamos sobre la función del equipo, tenemos que decir que SE JUGÓ PELIGROSAMENTE MAL.

En el primer tiempo fue superado en ideas, anticipos e individualidades. ¿Y la disposición táctica? Bien, gracias. Colombia asumió un protagonismo gracias a los errores de su rival y dispuso de varias oportunidades pero le faltó puntería para vulnerar a Andujar, que estuvo seguro bajo los tres palos.

Maradona buscó variantes a través de los mensajes motivadores que, a esta altura, tiene un valor relativo. Y la respuesta llegó en el complemento con el gol de Daniel Díaz. Lo cierto que Argentina ganó pero jugó muy mal, y los tres “bajitos” (Messi, Tevez y Aguero) no estuvieron a la altura porque les faltó asociarse con la llegada.

Ahora el miércoles viene la altura y Ecuador, teniendo en cuenta el antecedente del 6 a 1 ante Bolivia. Habrá que ajustar el concepto de juego definido y una táctica acorde si se quiere proyectar con grandeza.

Nota de opinión:

Ayer chocaron los planetas y uno de ellos resultó ser el mejor de Europa. El Barcelona de Messi se alzó con su tercera Champions League, en una final donde ridiculizó al Manchester de Tévez. Sí, era la guerra entre Messi y Tévez, dos argentinos elegidos por Diego Maradona para integrar la selección.

Lionel llegó a España envuelto en una situación particular: su club le ofreció pagarle el tratamiento que necesitaba para crecer. Lo cuidó, lo mimó e hizo que firmara un contrato multimillonario para que represente al “fútbol que le gusta la gente”.

La batalla de Roma la ganó él, con su mágica gambeta, su elegancia a la hora de tocar la pelota con sus pies y ese magnifico cabezazo que condecoró una noche inolvidable en el Olímpico. Ya se consolidó como el mejor del viejo continente, pero del mundo por ahora no. Y espero que se justifique en Sudáfrica el próximo año, ya con Argentina clasificada, obvio.

Etiquetas: , ,

Nota de opinión sobre la actualidad de Carlos Tevez, uno de los jugadores diferentes del fútbol mundial:

La liga inglesa es una de las más poderosas del mundo. En los últimos años los inventores del fútbol se han adueñado de los puestos de vanguardias en los diferentes torneos organizados por la UEFA.
El Manchester United, recientemente finalista de la Champions League junto con el Barcelona de España, no contará para la próxima temporada con un jugador que quizás representa al “fútbol que le gusta a la gente”. Me estoy refiriendo a Carlos Tévez, un jugador maravilloso, que proviene de los barrios bajos y se desempeñó con éxito en el club de sus amores: Boca, logrando en lo personal no sólo conquistas nacionales e internacionales sino que también pudo ayudar a su familia con tan sólo patear una pelota.
“Carlitos”, es uno de los elegidos por Maradona para integrar la nueva selección, que lucha con el “cuchillo entre los dientes” por clasificarse a Sudáfrica el próximo año. Y tomó una decisión acertada porque para mostrarse ante Diego debe conseguir lo que buscaría cualquier otro jugador: la continuidad.
Parece ser que Sir Alex Ferguson no le basta con que el argentino haga 3 o 4 goles por partido. Claro, atrás de él aparecen otras estrellas de peso específico como lo son: Wayne Rooney o el mismísimo Cristiano Ronaldo de excelente desempeño en los “Diablos Rojos”.
¿Cuál será el futuro de Tévez en Europa? Está claro que por el momento no se le cruzará por la cabeza volver al país. Es más, pretende que sus hijos reciban la mejor educación para garantizarles un excelente futuro.
Hay muchos clubes de Inglaterra que podrían solicitar sus servicios: uno de ellos es el Chelsea, que despidió a Drogba tras quedar afuera de las semifinales de la Champions a manos del Barcelona; y el otro es el Liverpool, que cuenta con al experiencia del capitán de la selección Argentina, Javier Mascherano.
Tévez responde a características propias de un jugador clásico de potrero. Aguerrido y corajudo, el “apache”, pudo deleitar con su juego a cada espectador que compró su entrada para verlo. Sería una lastima que un gran valuarte como “Carlitos” quede al margen de las exigencias que engloba el fútbol de hoy.

La liga inglesa es una de las más poderosas del mundo. En los últimos años los inventores del fútbol se han adueñado de los puestos de vanguardias en los diferentes torneos organizados por la UEFA.

El Manchester United, recientemente finalista de la Champions League junto con el Barcelona de España, no contará para la próxima temporada con un jugador que quizás representa al “fútbol que le gusta a la gente”. Me estoy refiriendo a Carlos Tévez, un jugador maravilloso, que proviene de los barrios bajos y se desempeñó con éxito en el club de sus amores: Boca, logrando en lo personal no sólo conquistas nacionales e internacionales sino que también pudo ayudar a su familia con tan sólo patear una pelota.

“Carlitos”, es uno de los elegidos por Maradona para integrar la nueva selección, que lucha con el “cuchillo entre los dientes” por clasificarse a Sudáfrica el próximo año. Y tomó una decisión acertada porque para mostrarse ante Diego debe conseguir lo que buscaría cualquier otro jugador: la continuidad.

Parece ser que a Sir Alex Ferguson no le basta con que el argentino haga 3 o 4 goles por partido. Claro, atrás de él aparecen otras estrellas de peso específico como lo son: Wayne Rooney o el mismísimo Cristiano Ronaldo de excelente desempeño en los “Diablos Rojos”.

¿Cuál será el futuro de Tévez en Europa? Está claro que por el momento no se le cruzará por la cabeza volver al país. Es más, pretende que sus hijos reciban la mejor educación para garantizarles un excelente futuro.

Hay muchos clubes de Inglaterra que podrían solicitar sus servicios: uno de ellos es el Chelsea, que despidió a Drogba tras quedar afuera de las semifinales de la Champions a manos del Barcelona; y el otro es el Liverpool, que cuenta con al experiencia del capitán de la selección Argentina, Javier Mascherano.

Tévez responde a características propias de un jugador clásico de potrero. Aguerrido y corajudo, el “apache”, pudo deleitar con su juego a cada espectador que compró su entrada para verlo. Sería una lastima que un gran valuarte como “Carlitos” quede al margen de las exigencias que engloba el fútbol de hoy.

Etiquetas: ,

Pagani en Twitter

diciembre 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031